Tópicos: Mundo | Sudáfrica Aumentar tamaño Disminuír tamaño

Imágenes de la NASA grafican cómo Ciudad del Cabo agotó sus reservas de agua

La capital legislativa de Sudáfrica será la primera gran ciudad del mundo en quedarse sin el líquido vital.

Aton (Referencial)

Ciudad del Cabo, la segunda ciudad más grande de Sudáfrica y corazón turístico del país, está en cuenta atrás para quedarse sin agua. Si sus habitantes y los miles de turistas que visitan la zona estos meses no reducen drásticamente su consumo, sus reservas llegarán a cero el próximo 12 de abril.

Esa fecha ha sido bautizada como el "Día Cero", la jornada en la que el nivel de las presas llegará, si los hábitos no cambian, al 13,5 % y la ciudad se vería obligada a interrumpir la distribución normal, convirtiéndose en la primera gran urbe desarrollada en quedarse sin agua potable en los tiempos modernos.

Pese a los esfuerzos, el plazo hasta el Día Cero no solo se mantiene como una amenaza más que probable, sino que se ha venido acortando.

La última medida lanzada por las autoridades de la zona fue pedir a los ciudadanos un consumo máximo por día y persona de 50 litros. Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), solo en una ducha de 5 minutos se gastan unos 100 litros de agua.

Para graficar aún más el problema, la NASA liberó imágenes satelitales que muestran cómo las reservas de agua han disminuido drásticamente en solo cuatro años debido a las sequías y la escasez de lluvias (el año pasado cayeron solo 157 mm en la ciudad). 

subir Una crisis que no afectó al turismo

La sequía que asuela la zona es un fenómeno inusual ya que no solo deriva de la escasez de precipitaciones que caracterizó la pasada temporada de lluvias (abril-octubre), sino de que el nivel de lluvia fue particularmente bajo también durante los dos años previos.

Aunque no se esperan nuevas lluvias hasta abril, las autoridades conservan el optimismo respecto a la posibilidad a ese límite y mantienen abiertas las puertas al turismo, pese a que la temporada alta coincide con los meses más secos del año, en una suerte de tormenta perfecta.

"Tenemos una impresionante trayectoria (...). Hace dos años usábamos 1.200 millones de litros de agua como ciudad y lo hemos recortado a la mitad. No creo que ninguna otra ciudad del mundo haya logrado hacer eso", explicó Tim Harris, director ejecutivo de la Agencia Oficial de Promoción del Turismo, el Comercio y la Inversión en Ciudad del Cabo y el Cabo Occidental (Wesgro).

"Obviamente por estos eventos, que solo ocurren potencialmente una vez cada mil años (...), tenemos que acortar incluso más allá", agregó.

Harris indicó que, pese a la sequía, la temporada turística ha sido "muy buena" y que, incluso aunque llegue el Día Cero y los grifos dejen de funcionar en amplias zonas residenciales, los hoteles figurarán entre los negocios básicos cuyo funcionamiento quedaría asegurado por la ciudad.

"Y lo que es mejor, hemos visto una respuesta increíble de los turistas en ahorrar agua. Se han unido a los esfuerzos con entusiasmo, se han dado cuenta de que pueden ser parte de la solución uniéndose al espíritu de Ciudad del Cabo", recalcó Harris.

"Ciudad del Cabo se está convirtiendo en un destino turístico cada vez más popular. Pero por supuesto la sequía solo afecta a parte del Cabo Occidental (provincia que alberga la urbe). Tenemos numerosas partes donde hay abundante agua", puntualizó Harris.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Ver Comentarios

Publicar en su sitio