Ex alumnos del San Ignacio exigen listado público de sacerdotes condenados por abusos

Publicado:
Autor: Cooperativa.cl

Antiguos estudiantes solicitan a los jesuitas transparentar los casos que involucran a miembros de la congregación.

Ex alumnos del San Ignacio exigen listado público de sacerdotes condenados por abusos
 ATON (Referencial)

El caso de Guzmán se hizo público luego de que el animador José Miguel Viñuela denunciara un episodio que vivió en séptimo básico.

Llévatelo:

Un grupo de 60 ex alumnos del Colegio San Ignacio El Bosque exigieron a la Compañía de Jesús la entrega un listado público de sacerdotes condenados por abuso sexual contra menores en Chile.

Los antiguos estudiantes pidieron el catastro luego de que el 22 de enero la Congregación Jesuita en Chile hiciera pública la condena eclesiástica del ex capellán Jaime Guzmán Astaburuaga, aplicada desde 2012 y renovada en junio de 2017, en la que se impide al sacerdote ejercer su ministerio y acercarse a menores.

Los ex alumnos, de las generaciones entre los años 1984 y 1997, firmaron una declaración en la que ratificaron las situaciones de abuso sexual, las fotografías que Guzmán les tomaba y los retiros, que, relatan, era el contexto donde se daban una serie de situaciones abusivas y eran organizados por el religioso.

En la misiva, valoraron la petición de perdón del provincial Cristián del Campo, pero dijeron: "Con el fin de disuadir a eventuales nuevos abusadores contra alumnos del Colegio, solicitamos formalmente a la Compañía de Jesús que, de existir otros casos, haga público un listado de todos los jesuitas condenados por abusos, indicando la fecha, motivos y la sanción aplicada".

Daniel Palacios, uno de los firmantes de la carta, relató a Cooperativa que "en grupos de ocho a diez personas, estudiantes solos bajo la tutela de él (sacerdote Jaime Guzmán), nos bañábamos desnudos".

"Me acuerdo que en ese momento todos teníamos muchas ganas de bañarnos, vimos la piscina, habíamos llegado recién y parecía interesante bañarse, entretenido, y nos dice que 'el que se quiere bañar, se tiene que bañar desnudo, o si no, no se baña las próximas veces'", recordó.

"Uno como joven, yo debo haber tenido 13, 14 años, íbamos no más, pero después estaba lo de las fotos y ahí es donde se producía un poco este ruido. Recuerdo que un compañero le pidió la fotografía", apuntó el afectado.

"Demora injustificada"

Los ex alumnos calificaron, asimismo, como "injustificada la demora de más de cinco años en hacer pública una condena por abuso sexual a menores, cuando justamente la dimensión pública de este tipo de sanciones cumple un rol esencial en el reconocimiento y reparación a las víctimas y en las indispensables medidas de prevención y protección para evitar este tipo de hechos", señala el rotativo.

"Si los denunciantes quieren proteger su identidad puede omitirse sus nombres, pero no corresponde mantener en el ámbito privado tal condena, lo que puede confundirse con un ocultamiento del caso", añaden los firmantes.

El grupo alentó a alumnos y ex alumnos del recinto educacional que hubiesen sido víctimas de sacerdotes o profesores, a denunciar los casos, para lo cual habilitaron un correo electrónico en el que recibirán denuncias, resolverán dudas y podrán ofrecer orientación a eventuales víctimas: ignacianoschile@gmail.com.

Al respecto, Palacios explicó que "para nosotros, el tema de la transparencia y de comentar esta situación tiene que ver con reconocer. El reconocimiento para nosotros es uno de los elementos importantes para la reparación de las personas que atravesaron estas situaciones y para nosotros, como generación, darnos cuenta que en distintos nuestros derechos como adolescentes fueron vulnerados".

"En segundo lugar, entregarles un apoyo y que se sientan respaldados los posibles compañeros que hayan vivido alguna situación que sea objeto de una denuncia", añadió.

"Está claro que la Iglesia ha accionado de manera bastante negativa respecto de los casos de abusos. Ha sido lenta, muchas víctimas no han sido escuchadas y está en un proceso de darse cuenta de que tiene que hacerse cargo de alguna manera", agregó Palacios.

"La Iglesia no es una organización monolítica y mi impresión es que por ejemplo, la respuesta que están empezando a esbozar en la Compañía de Jesús es una respuesta distinta. En ese sentido, tienen una oportunidad", concluyó.

El caso de Guzmán se hizo público luego de que el animador José Miguel Viñuela denunciara un episodio que vivió estando en séptimo básico en el Colegio San Ignacio El Bosque, en uno de los retiros organizados por el sacerdote.

Relacionados
Lo + de País