Papa Francisco a las reclusas: Toda condena debe tener un horizonte, exíjanlo a la sociedad

Publicado:
Autor: Cooperativa.cl

"Una condena sin futuro no es una condena humana, es una tortura", remarcó el pontífice en la Cárcel de Mujeres.

Jorge Bergoglio enfatizó que "la sociedad tiene la obligación de reinsertarlas a todas".

Papa Francisco a las reclusas: Toda condena debe tener un horizonte, exíjanlo a la sociedad
Llévatelo:

Con un fuerte discurso llamando a la importancia de reinserción, el papa Francisco visitó en la tarde de este martes el Centro Penitenciario Femenino, ubicado en la comuna de San Joaquín, lo que marcó su primera visita a una cárcel de mujeres.

Jorge Bergoglio habló frente a las cerca de 400 internas remarcando que "todos tenemos que pedir perdón, yo primero, todos. Eso nos humaniza. Sin esta actitud de pedir perdón, perdemos la conciencia de que nos equivocamos, de que nos podemos equivocar y de que cada día estamos invitados a volver a empezar".

El papa añadió que "Están privada de la libertad, pero eso no significa que esta situación sea el fin. De ninguna manera. Siempre mirar el horizonte, mirar hacia adelante, hacia la reinserción en la vida corriente de la sociedad. Una condena sin futuro no es una condena humana, es una tortura".

"Toda condena tiene que tener un horizonte. Eso exíjanlo a ustedes mismas y a la sociedad", enfatizó.

En su mensaje, el pontífice remarcó que "estar privadas de libertad no es sinónimo de pérdida de sueños y de esperanzas. Es muy duro y doloroso. Ser privado de libertad no es lo mismo que estar privado de la dignidad. La dignidad no se toca, a nadie, se cuida, se custodia, se acaricia".

"Todos sabemos -continuó- que muchas veces, lamentablemente, la pena de la cárcel se reduce sobre todo a un castigo, sin ofrecer medios adecuados para generar procesos".

"La reinserción debe ser el sueño de ustedes. La sociedad tiene la obligación de reinsertarlas a todas", sostuvo Francisco quien añadió que "la seguridad pública no hay que reducirla sólo a medidas de mayor control sino, y sobre todo, edificarla con medidas de prevención, con trabajo, educación y mayor comunidad".

"En Chile se encarcela a los pobres"

La ceremonia, en la que están presentes cerca de 400 internas, comenzó entre la algarabía y la emoción. Sin embargo, al llegar el pontífice, una de las reclusas lo increpó por unos instantes recibiendo la atención de Bergoglio.

Pese a ello, la actividad -en la que participa también la Presidenta Michelle Bachelet- continuó sin problemas con el discurso de la capellán de la Cárcel de Mujeres, la hermana Nelly León, quien frente a Bergoglio recriminó a la justicia enfatizando que "en Chile se encarcelan a los pobres".

Tras las palabras de León fue el turno de la reclusa Jeannette Zurita, quien pidió perdón a Chile por los pecados, pero también abogó por los hijos de las internas para que no sean "futuros condenados".

Hasta que llegó el turno del papa Francisco quien inició su discurso enfatizando que "todos tenemos que pedir perdón" porque "todos nos equivocamos". Citando a Jesús, remarcó: "El que no tiene pecado, que arroje la primera piedra".

El recinto acoge a mujeres que no han sido condenadas sino que cumplen prisión preventiva mientras se realizan sus juicios. Una de las características importantes de este centro penitenciario es que, a diferencia de otros, cuenta con sectores especiales para el pre y post natal.

De acuerdo a las cifras de Gendarmería, actualmente el Centro Penitenciario Femenino acoge a 1.200 internas, pese a tener una capacidad de 1.080 personas.

Relacionados
Lo + de País