Vicario Andrés Moro: "Estamos por la erradicación del trabajo infantil"

Publicado:
Autor: Cooperativa.cl

Según la Organización Internacional del Trabajo (OIT), uno de cada dos niños trabajan en Chile.

"Nos alegramos de que estos datos se visibilicen más", afirmó el religioso.

Vicario Andrés Moro:
 UNO

El vicario indicó que la solución para erradicar el trabajo infantil no son medidas de castigo.

Llévatelo:

Andrés Moro, vicario de la Pastoral Social y de los Trabajadores, conversó en El Diario de Cooperativa sobre las cifras de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) que señalan que uno de cada dos niños que trabajan en nuestro país, lo hacen al margen de la ley, siendo parte del 6,9 por ciento de la población entre 5 y 17 años que está realizando alguna actividad económica en Chile.

"Nos alegramos de que estos datos se visibilicen más, porque la Iglesia Católica, a través de la Vicaría de la Pastoral y de los Trabajadores desde 1996 ha acompañado en un proceso de toma de conciencia y erradicación progresiva del trabajo infantil y adolescente", indicó el sacerdote.

Asimismo, el vicario destacó que "hablamos de niños, niñas y adolescentes que tienen un trabajo estable, no solamente un trabajo de empaque o un trabajo transitorio en tiempo de navidad, sino que lamentablemente tienen que trabajar para dar sustento a su familia".

"En la Iglesia Católica estamos por la erradicación del trabajo infantil, pero entendemos que tiene que ser de forma progresiva, porque muchas de estas familias dependen de ese trabajo, lo cual refleja una situación precaria de empleabilidad en muchas de esas familias", sostuvo.

Junto con lo que recordó la encuesta Casen 2013 que arrojó que "más de un 30 por ciento de las personas que se denominaban pobres, tenían un trabajo legalmente establecido, por lo tanto en Chile, tener un trabajo, tener previsión, tener un contrato –en caso de los adultos- no significa salir de la pobreza y por eso muchos niños, niñas y adolescentes se ven obligados a trabajar".

"Lo más importante es eliminar el trabajo riesgoso o peligroso (para los niños) y en segundo lugar es poder facilitar a las familias una mejor empleabilidad en sus adultos. Hoy hablamos de cesantía que solamente bordea un 6 por ciento, pero no tenemos sueldos ni dignos ni decentes ni justos, como nos pide la OIT", señaló.

Enfatizando además que "las comunidades educativas y el Estado tienen una labor muy importante, creemos que es un punto de apoyo que se creara a partir de un tiempo atrás una mesa de trabajo en torno al trabajo infantil para lograr su progresiva erradicación, pero no lo vamos a lograr con medidas punitivas, sino dándole mejores posibilidades a las familias".

Relacionados
Lo + de País