Tópicos: País | Mujer

Los chilenos aún asocian a las mujeres con sus roles tradicionales

Publicado:
| Periodista Digital: Cooperativa.cl

Seis de cada 10 personas piensan que la vida familiar se resiente cuando una mujer trabaja tiempo completo.

El 45% cree que la prioridad de dicho sexo es "tener hogar e hijos".

Los chilenos aún asocian a las mujeres con sus roles tradicionales
 ATON (Referencial)
Llévatelo:

Un análisis del Centro de Estudios Públicos (CEP) que exploró "actitudes de género, inmigración y preferencias autoritarias", mostró que el 45 por ciento de los chilenos asocia todavía a las mujeres con su rol tradicional.

Este número corresponde al porcentaje de acuerdo, en 2017, con el postulado: "Para las mujeres está bien tener un trabajo, pero la mayoría en realidad desea tener hogar e hijos".

Este porcentaje ascendía a 69 por ciento en el año 2002; es decir, en 15 años se redujo en 24 puntos.

En 2002 el 81 por ciento consideraba que "la vida familiar se resiente cuando una mujer trabaja tiempo completo", y un 83 por ciento estaba de acuerdo con que "es probable que un niño en edad parvularia sufra si su madre trabaja", porcentajes que bajaron a un 61 y 58 por ciento, respectivamente, en 2017.

Paula Poblete, directora de Estudios de Comunidad Mujer, señaló a La Tercera que estas concepciones no sólo responden a razones duras, sino a patrones culturales que indican que el lugar de las mujeres es la casa y el de los hombres, el trabajo.

En tanto, el índice de mujeres que han ingresado al mundo del trabajo avanzó de 31 por ciento en 1990, a 43 por ciento en 2012, y la gama de cargos que puede ejercer la población femenina se ve limitada solo en algunos casos, como es el de piloto de avión comercial, al que solo un 53% asoció con su género en 2012.

Los avances parciales en materia de género

La elección de Michelle Bachelet como presidenta de Chile en 2006 también tuvo un efecto positivo en el porcentaje de personas que veían capaz a una mujer de mandar al país, con un 80 por ciento que aprobó la idea en 2012, en comparación al 33 por ciento de 1999.

El retroceso en este aspecto tiene que ver con que "en ese tiempo se enfocaron en si el país estaba preparado para una presidenta asociado a su sexo, más que a sus ideas políticas", según Poblete.

Sin embargo, Ricardo González, del Área de Investigación del CEP, cree que "la generación que viene con madres que trabajan acelerará ese proceso" de aceptación de la mujer en altos cargos.

LEER ARTICULO COMPLETO

Relacionados
Lo + de País