Carlos Gajardo: ¿Qué señal damos si los portonazos económicos terminan sin sanción?

Publicado:
| Periodista Digital: Cooperativa.cl

El ex fiscal cuestionó en Cooperativa que el Ministerio Público no persiguiera a los controladores de Penta por el delito de cohecho.

Sostuvo que el mensaje para los empresarios es que en Chile "le pueden pagar a un funcionario público mensualmente y no ser sancionados".

Carlos Gajardo: ¿Qué señal damos si los portonazos económicos terminan sin sanción?
 ATON (Archivo)

"El problema en temas de probidad es justamente que hay personas que creen que con dinero pueden hacer cualquier cosa", dijo Gajardo.

Llévatelo:

El ex fiscal Carlos Gajardo cuestionó en Cooperativa la condena por delitos tributarios a los controladores de Penta, Carlos Alberto Délano y Carlos Eugenio Lavín, en el juicio abreviado donde la Fiscalía retiró el delito de cohecho, advirtiendo que el mensaje que se da a los empresarios es que no pueden ser sancionados por pagar a un funcionario público.

La causa, en su origen, era llevada por el propio Gajardo junto a Pablo Norambuena -ambos renunciados al Ministerio Público-, recordando que la empresa liderada por Délano y Lavín pagó tres millones de pesos cada dos meses al entonces subsecretario de Minería Pablo Wagner.

"¿Qué señales damos como país si, al final, los casos más graves, los grandes portonazos económicos, terminan al final sin sanciones efectivas?", preguntó Gajardo en conversación con La Historia es Nuestra.

El ex persecutor manifestó que "el mensaje que se da por parte de la Fiscalía, lo más grave creo yo, es decir hoy a todos los empresarios de Chile: Usted le puede pagar tres millones de pesos a un ministro, a un subsecretario, a un parlamentario, puede reunirse con él para los negocios que le interese a la empresa y eso hoy no es delito".

"Eso es lo que está diciendo hoy la Fiscalía, no lo dice un abogado defensor, lo dice la Fiscalía de Chile, organismo encargado de la persecución penal y eso es particularmente grave", criticó.

Gajardo recalcó que "siempre supimos y dijimos que el cohecho en Chile tenía penas bajas (...) y esto es lamentable porque, efectivamente, el delito de cohecho es un delito particularmente grave que afecta al conjunto de la ciudadanía".

"Cuando un funcionario público, sobre todo de alto rango (como Wagner), recibe dinero, al final lo que está haciendo es favorecer intereses particulares y, por lo tanto, perjudicando el conjunto de los intereses de la ciudadanía", aseveró.

El ex fiscal sentenció que "el problema en temas de probidad es justamente que hay personas que creen que con dinero pueden hacer cualquier cosa y pareciera que el Estado les da la razón, porque dice 'bueno, si te pillo, usted me paga y aquí no ha pasado nada'. No puede ser esa la señal que da un Estado moderno".

La sentencia contra Délano y Lavín se conocerá el próximo lunes 9 de julio, a las 14:00 horas, en el mismo tribunal y la Fiscalía solicitó una pena de cuatro años de libertad vigilada y el pago de 1.700 millones de pesos.

Relacionados
Lo + de País