Obispos chilenos admiten necesidad de medidas "concretas" a favor de víctimas de abuso

Publicado:
Autor: Cooperativa.cl

A tres días de la llegada del papa, la Conferencia Episcopal pidió mostrar una "real disposición de verdad, justicia y reparación".

De no ocurrir esto, "los símbolos pueden ser, verdaderamente, insignificantes", señalaron.

Obispos chilenos admiten necesidad de medidas
 EFE (Archivo)

El vocero de la CECh, Jaime Coiro, aseguró que la Iglesia chilena "no va a ocultar" a Francisco su pasado de "dolor, pecado y silenciamiento".

Llévatelo:

La Conferencia Episcopal de Chile (organismo que congrega a todos los obispos del país) reconoció la necesidad de "pasos concretos" de reconocimiento y reparación a las víctimas de los abusos sexuales de la Iglesia Católica durante la visita del papa Francisco.

A tres días de la llegada del pontífice, el vocero de la CECh, Jaime Coiro, confirmó a Cooperativa la veracidad de la carta difundida ayer por la agencia Associated Press en la que Jorge Bergoglio se refería al caso Karadima y a la situación, en particular, del obispo de Osorno, Juan Barros, sindicado como encubridor de los abusos de quien fuera su formador. 

"La carta que ha dado a conocer la agencia AP es efectiva, la recibieron los obispos del Comité Permanente (de la CECh) en febrero o marzo del año 2015", dijo Coiro a El Diario de Cooperativa, reconociendo, de paso, la importancia de un gesto específico dirigido a quienes han sufrido los abusos sexuales; petición que múltiples voces han planteado públicamente desde la propia Iglesia, entre ellas el jesuita Felipe Berríos.

"La gente espera pasos concretos"

"La Iglesia (Católica) es una iglesia viva, que está movilizándose, pero también una iglesia de dolor, de pecado, de abuso y, posiblemente, también de silenciamiento de situaciones del pasado. Con esa iglesia real viene a encontrarse el papa Francisco y no la vamos a ocultar", afirmó Coiro.

El portavoz -que es periodista y diácono- dijo que durante esta visita del papa "la gente espera pasos concretos", porque son éstos los que le dan sentido y significación a las palabras y símbolos.

"Puede haber documentos muy bonitos, declaraciones muy rimbombantes, consignas como 'tolerancia cero', pero si la gente no aprecia una real disposición de todos en la Iglesia para que se haga verdad, se haga justicia y que se repare y sane a las víctimas, todos los símbolos pueden ser, verdaderamente, insignificantes", advirtió Coiro.

Esta mañana, también en Cooperativa, el obispo de San Bernardo, Juan Ignacio González, criticó la insistencia mediática en los escándalos de abusos y en la situación de Juan Barros durante estos días, pero reconoció que él, "personalmente", considera que el papa sí debería reunirse con las víctimas.

González agregó que, de hecho, esto podría producirse y terminar siendo una de las "sorpresas" de la visita: "Cuando el papa ha ido a otras partes los ha recibido (a los abusados). El papa tiene una sensibilidad particularísima sobre este tema (...) Nos vamos a llevar muchas sorpresas todos (...) El papa va a hacer gestos y cosas que ni siquiera nos imaginamos y, muy posiblemente, algunos de los gestos que queremos que haga, pero hay que dejarlo que se mueva", señaló el prelado.

Relacionados
Lo + de País